Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, recordarlo y ofrecerle contenidos de interés. Al continuar navegando o pulsar el botón cerrar, entendemos que acepta nuestra política de cookies

Volver

detalle 1
detalle 2
detalle 3

Lote 5197

FRANCISCO LAMEYER Y BERENGUER

FRANCISCO LAMEYER Y BERENGUER
Grupo de pastores
Firmado: en el ángulo inferior izquierdo
Pastel y carbón sobre papel
Se aprecia alguna restauración en el papel.
25 x 36 cm | 35 x 45 cm (con marco)



LAMEYER Y BERENGUER, Francisco – Puerto de Santa María (Cádiz) 1825 – Madrid 1877 -- De niño se trasladó con su familia a Madrid y, desde muy joven, trabajó en esta ciudad con el grabador Vicente Castelló. Fue un artista acomodado y tuvo el cargo oficial de administración de la Armada. Su círculo de amigos incluía a Alenza, Fortuny o a los Madrazo. En 1863 acompañó a Mariano Fortuny a Marruecos, viajando luego por todo el norte de África lo que dio lugar s sus obras más conocidas, así como “Mendigo de Tanger”, “Mujeres judías de Tánger” , “Asalto de moros al barrio judío” o “Caravana en el desierto”. Apartado de otras ocupaciones, se entregó por completo al arte y viajó tambien por Francia con el propósito de empaparse de las corrientes más adelantadas; por temporadas, vivió en Burdeos y en París, para regresar finalmente a Madrid, donde murió. Considerado como uno de los más conspicuos artistas de la escuela romántica madrileña, mostró enseguida una acusada vecindad estética con los planteamientos temáticos de la obra de don Francisco de Goya, afinidad que quedó bien reflejada en las pinturas de materia taurina que Lameyer compuso; entre ellas, es obligado destacar la serie de seis litografías apaisadas que publicó en 1845 en La Litografía de los Artistas. Además, trabajó para el Semanario pintoresco y para el Siglo pintoresco; entre otras obras, como grabador destaca su ilustración de las Escenas andaluzas de Serafín Estébanez Calderón. Lameyer fue, sin duda, uno de los mejores dibujantes de su siglo; con el lápiz y los pinceles, destacó en una materia que fascinó a toda su centuria: la pintura de tema oriental o musulmán, en la que tanto brilló el padre de los pintores románticos, Delacroix, y en la que fue maestro consumado su amigo, Fortuny.

Teléfono para ofertas 93 680 28 20.
¡¡En los últimos 3 minutos cualquier puja
aumenta el tiempo de subasta en 3 minutos más!!

¿Preguntas más frecuentes?