Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, recordarlo y ofrecerle contenidos de interés. Al continuar navegando o pulsar el botón cerrar, entendemos que acepta nuestra política de cookies

Volver

detalle 1
detalle 2
detalle 3
detalle 4

ANTONIO GUIJARRO
"Bodegón frutal"
Firmado: en el ángulo superior derecho
Óleo sobre lienzo

55 x 65 cm | 56 x 66 cm (con marco)



GUIJARRO GUTIERREZ, Antonio - Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real) 1923 – 2011 -- . En Ciudad Real inició estudios de Arte en la Escuela de Artes y Oficios con el profesor Manuel Mendía. En 1942 ingresa en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia y empieza a trabajar en los talleres de las Fallas para poder costearse los estudios. En 1944 se traslada a Madrid y continúa sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, teniendo como profesor de pintura a don Joaquín Valverde y obteniendo en 1948 el título de Profesor de Dibujo, aunque continuará aprendiendo modelado con Enrique Pérez Comendador. Su primera exposición individual la realizó en 1951 en la Galería Biosca de Madrid. Vendió gran parte de sus cuadros y recibió buenas críticas. Según sus palabras “aquello me decidió a ser pintor toda la vida y renuncié a buscarme un empleo que me permitiera subsistir”. También en 1951 fue seleccionado por Eugenio d’Ors para participar en el “Salón de los Once”. Al año siguiente participó nuevamente en el Salón de los Once y en la Exposición Nacional de Bellas Artes obteniendo la Tercera Medalla, participó en la XXV Bienal de Venecia y en la I Bienal Hispanoamericana que se celebró en Madrid y a partir de esa primera exposición en Madrid comienza una brillante carrera artística plagada de exposiciones, premios y viajes. Participa en la Bienal de Venecia (1952 y 1954). Obtiene el Premio Nacional de Pintura en 1954. Gana el Molino de Oro en la XVI Exposición Manchega de Artes Plásticas de Valdepeñas de 1955 por su cuadro “Cristo muerto”. Expone en Lisboa (1956 y 1959). También viaja a Nueva York (1953) con la beca “Conde de Cartagena” que concede la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando fue a Italia en 1955 para ampliar estudios y visitar sus museos, allí, obtiene la Medalla de Oro “Dell’Acienda Autonoma Riviera della Versilia” en el Concurso de Pintura de Viareggio. En 1956 obtiene la medalla de oro de los pintores de África en la VII Exposición en la Círculo de Bellas Artes. En 1960 expone en la Sala de la Dirección General de Bellas Artes. En 1961 vuelve a exponer en Lisboa y en 1962 gana la Campana de oro en el Premio Valdepeñas de carácter nacional dentro de la XXIII Exposición Manchega de Artes Plásticas. El cuadro ganador se tituló “Desnudo” y el premio fue de 50.000 pesetas. En 1963 obtiene la Medalla de Bronce en la V Bienal de Alejandría, Egipto. En 1964 viaja a Noruega, exponiendo en Oslo con gran éxito, a partir de entonces, realiza numerosos trabajos por encargo que le permiten vivir allí una larga temporada sin abandonar sus investigaciones pictóricas. A partir de aquí su obra evoluciona hacia un concepto menos figurativo, más expresionista donde el tema se convierte en pretexto y la gama de color adquiere resonancias nuevas tratando de ser el principal personaje descomponiendo formas. En 1965 gana por oposición la Cátedra de Pintura de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid. En el diario ABC se da la noticia de la obtención de la cátedra tras reñidas oposiciones y por mayoría de votos. En 1968 y 1969 expone en Estados Unidos: Nueva Orleans, Luisiana y Jackson. También en Noruega. En 1968 vuelve a participar en la Exposición de Valdepeñas obteniendo la Cámpana de Plata por su obra “Gran bodegón con letras”. En 1972 expone en la Galería Mancha de Ciudad Real y en 1973 es comisionado por la “Pacific Area Travel Association”, de San Francisco y viaja por Extremo Oriente, Japón, China, Corea y Hawái. Entre 1976 y 1978 participa en las ilustraciones de tres libros: La fábula del Genil, poema de Pedro de Espinosa, que ilustra con once litografías en color, directamente realizadas sobre piedra. Arte de las putas, poema de Nicolás Fernández de Moratín, con diez grabados, punta seca, aguafuerte y aguatinta. También ilustra el cuento de Gabriel Miró, Las águilas, con ocho grabados al aguafuerte, al aguatinta y a la punta seca. Actualmente estas obras son muy cotizadas entre coleccionistas y bibliófilos. En 1981 gana la Primera Medalla en la XLII Exposición de Artes Plásticas de Valdepeñas por la obra “Pánico a la neumonía”. Y la vuelve a ganar en 1986.

Teléfono para ofertas 93 680 28 20.
¡¡En los últimos 3 minutos cualquier puja
aumenta el tiempo de subasta en 3 minutos más!!

¿Preguntas más frecuentes?