Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, recordarlo y ofrecerle contenidos de interés. Al continuar navegando o pulsar el botón cerrar, entendemos que acepta nuestra política de cookies

Volver

detalle 1
detalle 2
detalle 3
detalle 4

MANOLO HUGUÉ
" Virgen con niño" c. 1940

Relieve en bronce montado en madera.
Placa en la parte inferior - Biografia de referencia: - Blanch, Montserrat, Ediciones Polígrafa SA. Barcelona 1972 -
13 x 13 cm | 25 x 21 cm (con marco)



MANUEL MARTINEZ HUGUÉ .- Barcelona 1872 – Caldas de Montbui 1945 – Pintor y escultor español, destacado representante del noucentisme catalán de principios del siglo XX. Nacido en Barcelona, su vida bohemia y marginal y sus visitas al café Els Quatre Gats en Barcelona le valieron la amistad de Santiago Rusiñol, Joaquín Mir, Isidro Nonell y Pablo Picasso, entre otros artistas. En 1900 se traslada a París, donde residirá por espacio de diez años. Allí conoció a Jean Moréas y Guillaume Apollinaire, además de trabajar en el diseño de joyas y pequeñas piezas de escultura, entre las que destacan La Llobera (1911, Barcelona, Museo de Arte Moderno, y Joven sentada (1913, París, Centre Georges Pompidou). Impulsado por un marchante, Hugué se trasladó en 1910 a Céret, donde reunió a un heterogéneo grupo de artistas entre los que se encontraban Juan Gris, Joaquín Sunyer y el propio Picasso. El Ambiente que Manolo necesitaba para poder desarrollar plenamente todas sus posibilidades artísticas lo encontró en este municipio frances, una pequeña y muy agradable población de la comarca de Vallespir, en el sur de Francia. Allá pudo disfrutar de un clima agradable, de la posibilidad de conectar directamente con una cierta realidad humana, y diversa y nada complicada, y de llevar a la práctica con acentos totalmente personales, el cúmulo de ideas que había asimilado en Barcelona y París. Además, gracias al acuerdo que estableció con el marchante D.H. Kahnweiler, logró una independencia económica que, aunque reducida, le permitía trabajar sin dificultades. El resultado de estas favorables circunstancias quedó reflejado en una numerosa serie de obras que nos manifiestan y demuestran las grandes posibilidades del artista. Son figuras de un canon robusto y de ritmos graves, serenos y enérgicos, que concentran un intenso sentido escultórico. Podemos ver en ellas un conjunto de cualidades que no tenían nada que ver con las tendencias estéticas que se multiplicaban en aquellos años, relacionadas con Rodin o derivadas del expresionismo o del cubismo, pero de suficiente nivel como para merecer la participación en la fundamental internacional Exhibition of Modern Art, de la Armony Show, en Nueva York, en 1913, en la que se dio a conocer el arte europeo de vanguardia. En 1917 abandonó Ceret para residir en Caldas de Montbui, donde falleció en 1945. En su última etapa compaginó la pintura con cuadros como: Paisaje de Ceret (1926) o Vendimiadora (1927), con la escultura, donde destaca la obra Bacante (1934, Barcelona, Museo de Arte Moderno), una figura femenina tumbada con diversos puntos de vista según sus diferentes partes corporales sin que se quiebre la unidad de la figura. En el año 1930 el artista realizó y fechó una obra conocida como Mujer sentada, hecha en bronce, que el Ayuntamiento de Oviedo no llegó a instalar hasta 1996, fecha en la que se lleva a cabo la inauguración de la obra, delante del caserón de la Universidad con la finalidad de conmemorar el fin de las obras de remodelación de varias calles del casco histórico y del centro urbano de Oviedo. La obra, se caracteriza por sus formas redondeadas y las texturas rugosas fruto del lenguaje del cincelado del artista. En su obra es esencial la relación con la naturaleza, considerando a la figura humana como un elemento integrado en ella. Se trata de una característica propia del clasicismo noucentista, pero que en manos de Martínez Hugué van más allá de sus limitados orígenes. El fondo personal de Manolo Hugué se conserva en la Biblioteca de Cataluña. Expuso en Barcelona, París, Nueva York, Zurich, Frankfurt, Düsseldorf, Berlín, Vilanova i la Geltrú y Sabadell, a parte de numerosas exposiciones póstumas. Tiene obras en Cau Ferrat de Sitges y en diversos museos: Céret, Tossa, Valls, Perpinyà, Barcelona, París, Hamburgo, Nueva York, Copenhague, Amsterdam y Washington. Fue nombrado Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Jorge de Barcelona en 1932. En 1957, el Musée d'Art Moderne de Céret le dedicó una exposición antológica. Solia firmar sus obras con el numbre Manolo o bien MH.

Teléfono para ofertas 93 680 28 20.
¡¡En los últimos 3 minutos cualquier puja
aumenta el tiempo de subasta en 3 minutos más!!

¿Preguntas más frecuentes?