Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, recordarlo y ofrecerle contenidos de interés. Al continuar navegando o pulsar el botón cerrar, entendemos que acepta nuestra política de cookies

Volver

detalle 1
detalle 2
detalle 3
detalle 4

CECILIO PLA
" Día de playa y monumento "
Firmado: en el ángulo inferior derecho.
Pareja de dibujos a lápiz grafito sobre papel.
Cada dibujo mide 16 x 24.
16 x 24 cm | 47 x 36 cm (con marco)



PLA Y GALLARDO, Cecilio Valencia – 1860 - Madrid – 1934 -- Acude en Madrid para estudiar en la Escuela de San Fernando, concluyendo los estudios que amplió en la academia del pintor alcoyano Emilio Sala, del que fue discípulo predilecto y por el que sintió una gran devoción. Hacia 1880, se traslada a Roma y allí tiene ocasión de estudiar a los clásicos; desde allí, remite una acuarela que titula “Soldados del Siglo XVII” a la Nacional de Bellas Artes de Madrid celebrada en 1881, y éste mismo año, presenta cuatro obras a la Exposición convocada por el Circulo de Bellas Artes, todas ellas inmersas en la temática del costumbrismo regionalista. Pla, realiza otras obras de carácter preciosista para la galería del comerciante y dorador Hernández. De regreso a España, viaja a Francia y Portugal durante una corta temporada. En la Nacional de 1884 es galardonado con una tercera medalla por su cuadro “El Dante” premio que repite en la de 1887, esta vez por “El entierro de Santa Leocadia”, cuadro de grandes dimensiones en el que se advierte la influencia de Rosales. Mediada la década de los noventa, su estilo evoluciona hacia un realismo en el que logra objetivizar la apariencia de las cosas, sin caer en el anecdotismo. Su pintura, deviene lumínica y en una libertad de ejecución, ágil y fresca, sin embargo no podemos omitir en ese transito hacia el luminismo, en que su pincelada no resulta tan vertiginosa como la de Sorolla, sino por el contrario, conjunción de sentimiento, naturaleza y belleza. Sus dibujos matizados de los que son buena muestra todos sus apuntes del natural cabe destacar los que hizo sobre la Catedral de Salamanca o sobre las Ramblas de Barcelona, series de gran plasticidad, que nos sitúan ante un ilustrador exquisito y elegante que nos deja seducir por un bello Modernismo. Desde 1897 a 1907 Pla, no deja de acudir a numerosos certámenes y Exposiciones Nacionales donde obtiene múltiples medallas y galardones, su obra en esta época fue muy extensa. Ya desde la primera década del siglo y hasta el final de sus días, reside durante los meses de verano en Valencia, y frente a la playa trascurría su jornada de trabajo, plasmando centenares de apuntes, esbozos o notas de color que constituyen preciosas instantáneas de bañistas, figuras femeninas o infantiles, junto a la orilla del mar cuyas escenas de ágil pincelada y vivo cromatismo que traduce sobre pequeños formatos que muestran un Pla espontáneo y luminoso que con la voluntaria eliminación del negro de su paleta, se acerca a los auténticos impresionistas. Sustituye en la cátedra de San Fernando a su maestro Emilio Sala, y fue autor de una elemental, pero ciertamente didáctica “Cartilla de Arte Pictórico”, breviario de recetas técnicas para estudiantes de Bellas Artes, que alcanzó gran difusión. Su dedicación a la enseñanza le absorbe de tal modo que su producción decreció notablemente, aunque por fortuna ganamos al pintor de cuadros de pequeño formato, que exigían mayor oficio y dominio de la técnica

Teléfono para ofertas 93 680 28 20.
¡¡En los últimos 3 minutos cualquier puja
aumenta el tiempo de subasta en 3 minutos más!!

¿Preguntas más frecuentes?