Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, recordarlo y ofrecerle contenidos de interés. Al continuar navegando o pulsar el botón cerrar, entendemos que acepta nuestra política de cookies

Volver

detalle 1
detalle 2
detalle 3
detalle 4

EMILIO GRAU SALA
En el Hipódromo
Firmado: en el ángulo inferior derecho
Tinta sobre papel

55 x 37 cm | 66 x 45 cm (con marco)



GRAU SALA Emilio. -Barcelona, 1911 – Sitges (Barcelona) París 1975 - Maestro catalán de la Escuela de París, recordado por sus magníficas escenas realistas. Emilio Grau Sala fue pintor, dibujante y grabador. Combinó su formación autodidacta con la asistencia a las clases en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona. Hijo del dibujante Juan Grau Miró, en 1929 participó en la Exposición de Arte Abstracto y en la Exposición de Arte Moderno Nacional y Extranjero, celebradas ambas en las Galerías Dalmau de Barcelona. Al año siguiente realizó su primera exposición individual en la Galería Badriñas también de Barcelona. Sus obras de este período destilan ecos ochocentistas en los que incorpora el humor como un elemento fundamental. Sus ilustraciones aparecen en algunos programas de los Ballets Russes de Monte-Carlo, en revistas literarias como “Quaderns de Poesia”, así como en otras revistas de información general. También colaboró en los decorados de: la Polka del equilibrista (1932) de Blancafort —estrenada por Juan Magriñà—; la película El café de la marina (1933) de Doménech Pruna; y los de Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores (1935) de Federico García Lorca. Para esta última también diseñó el programa de mano. En enero de 1936 contrajo matrimonio con Ángeles Santos Torroella, también pintora. De ambos nacerá en 1937 el futuro pintor Julián Grau Santos. En 1936 expuso en el Museo de Arte Moderno de Madrid y, coincidiendo con el inicio de la Guerra Civil Española, marchó a París con su mujer. Allí entrará rápidamente en contacto con el núcleo de artistas españoles. Su trayectoria artística se verá entonces marcada por la obra de Bonnard y Dufy entre otros, realizando una pintura próxima al posimpresionismo francés, con un marcado acento lírico. En París alcanzó éxito como ilustrador para libros de bibliofilia y con su pintura luminosa, alegre y rica en recursos decorativos. Formó el grupo Independents. En 1936 recibió uno de los primeros Premios Carnegie. Sin alejarse de la fidelidad al modelo natural y dentro de un estilo amable y poético, representó escenas de interior intimistas o paisajes urbanos mediante una técnica suelta y espontánea en la que el artista permite irrumpir en las composiciones las grandes manchas de color para crear un universo pletórico de luminosidad cromática y cargado de un intenso lirismo. Grau Sala destaca, además, como creador de escenarios teatrales, litografías, grabados y como excelente ilustrador tanto de carteles como de libros (Fleurs du mal, Madame Bovary, Bel-Ami, À la recherche du temps perdu). A partir de 1963 recupera su vínculo con España y especialmente con su ciudad natal. Su fallecimiento, acaecido en 1975, coincide con la transición a la democracia en España. A partir de este momento se recupera su obra, realizándose numerosas exposiciones póstumas en Barcelona y Madrid.

Teléfono para ofertas 93 680 28 20.
¡¡En los últimos 3 minutos cualquier puja
aumenta el tiempo de subasta en 3 minutos más!!

¿Preguntas más frecuentes?