Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, recordarlo y ofrecerle contenidos de interés. Al continuar navegando o pulsar el botón cerrar, entendemos que acepta nuestra política de cookies

Volver

detalle 1
detalle 2
detalle 3
detalle 4

IGNACIO ZULOAGA
"Juan Sebastian El Cano"
Firmado: en plancha
Aguafuerte en color - Según el original pintado por Zulaoga
Medida de la huella 66 x 56 .- Grabado por Araujo En el reverso, etiqueta de Muklows de Londres
85 x 70 cm | 94 x 78 cm (con marco)



ZULOAGA ZABALETA, Ignacio - Eibar, Guipúzcoa, 1870 - Madrid, 1945 - Está considerado como uno de los más importantes pintores españoles de finales del siglo XIX y principios de XX, fundamentalmente conocido por sus cuadros costumbristas y retratos. Por su estilo naturalista de recio dibujo y colorido oscuro, influido por Ribera y Goya, ha sido tradicionalmente etiquetado como «reverso» u oponente del estilo luminoso y optimista de Sorolla. Nace en Eibar, en el seno de una familia de armeros y artistas. Su padre, Plácido Zuloaga, fue un damasquinador y orfebre de fama internacional y tres tíos: Guillermo Zuloaga, German Zuloaga y Daniel Zuloaga fueron reputados ceramistas. Su casa y taller familiar, la torre medieval llamada Kontadorekua, contenía millares de obras de arte provenientes de los más diversos lugares del mundo. Semejante ambiente, unido a su nulo interés por los estudios, motivó que se dedicara intensivamente al dibujo desde niño. Tras una visita al Museo del Prado y en contra de la opinión de su padre, que deseaba que su hijo continuase con el negocio de damasquinado, decidió dedicarse al arte y salir a ver mundo. Así, en 1899, tras una breve estancia en Roma, se trasladó a vivir a París. Allí coincidió con Ramón Casas y Santiago Rusiñol viviendo la bohemia y estudiando en la academia donde corregían: Henri Gervex, Eugene Carrière y Puvis de Chavanne; un periodo que Rusiñol describe en su libro Impresiones del arte. En estos años formativos se relaciona con numerosos artistas. Llegará a exponer en 1892 con Tolouse Lautrec, Van Gogh, Emile Bernard, Bonnard y Gauguin en la galería Barc de Bouteville. Con Paul Gauguin y con el escultor Paco Durrio llegó a compartir un estudio en la parisina calle de la Grande Chaumière. En este periodo inicial estudió a los grandes maestros de la pintura española representados en el Louvre (El Greco, Velázquez, Ribera, Zurbarán, Goya). Desarrolló pronto un estilo caracterizado por el predominio de las figuras, una pincelada larga y segura, y tonos oscuros. También adoptó planteamientos técnicos de algunos de sus amigos. Del pintor Edgar Degas recogió su rechazo por la pintura al aire libre y la tendencia a descentrar las figuras en las composiciones. .Zuloaga tras varios años de bohemia entre París y Sevilla, en los que compatibilizó su dedicación al arte con trabajos de novillero, marchante de arte y pagador de una mina, se casa en París con la hermanastra del pintor Maxime Dethomas y comienza a pintar en Segovia. A partir de entonces esa provincia castellana se convierte en su motivo de inspiración principal. En 1900, comenzó un largo periodo de enfrentamiento con las autoridades artísticas españolas, al ser excluido del Pabellón de la Exposición Universal de París su cuadro Vispera de la Corrida (1898). Acusado de antipatriota por los temas de sus cuadros, la polémica sobre su arte llegó a adquirir una gran relevancia en los medios de prensa españoles y extranjeros denominándose la "Cuestión Zuloaga". Durante las primeras décadas del nuevo siglo, Ignacio Zuloaga tuvo un extraordinario éxito internacional, incorporándose sus obras a los principales museos de Francia, Bélgica, Alemania, Italia y los Estados Unidos. Además del apoyo de los más importantes críticos europeos y norteamericanos, recibió múltiples galardones. Es nombrado en Madrid presidente del Patronato del Museo de Arte Moderno en 1931. Retrata a Valle-lnclán y Pérez de Ayala. En 1936 realiza el retrato del escultor Julio Beobide. La guerra civil supone un recogimiento en la vida del pintor, abriéndose camino en el mundo de la escultura. En 1938 gana el Gran premio en la Bienal de Venecia, que supone un reconocimiento a su obra. Exposición de Zuloaga en Londres; también se le concede una sala individual. Una vez finalizada la guerra, en 1941 expone individualmente en el Museo de Arte Moderno de Madrid y al año siguiente en Barcelona en la sala Argos; la última exposición celebrada en vida del artista se realiza en Madrid en La Taberna de Antonio Sánchez, propiedad de su gran amigo y alumno Antonio Sánchez. En 1945, es nombrado hijo predilecto de Guipúzcoa por medición Sociedad Bascongada de Amigos del pais.

Teléfono para ofertas 93 680 28 20.
¡¡En los últimos 3 minutos cualquier puja
aumenta el tiempo de subasta en 3 minutos más!!

¿Preguntas más frecuentes?