Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, recordarlo y ofrecerle contenidos de interés. Al continuar navegando o pulsar el botón cerrar, entendemos que acepta nuestra política de cookies

Volver

detalle 1
detalle 2
detalle 3
detalle 4

BLAS BENLLIURE GIL
"Bodegón frutal"
Firmado: y fechado 1846 en el ángulo inferior derecho
Óleo sobre tabla

47 x 33 cm | 66 x 53 cm (con marco)



BLAS BENLLIURE GIL - Valencia 1852 – Madrid – 1936 – Se inicia en el arte de la mano de su padre Antonio Benlliure Tomás que era pintor decorador, a quien ayuda desde muy pequeño para contribuir al sostén familiar. Frecuenta los estudios de los pintores Francisco Domingo Márqués y de Manuel González Sepúlveda y asiste a la Academia de San Carlos de Valencia . Hermano de los también pintores José, Juan Antonio y Mariano Benlliure, se especializa en la pintura de decoración en la que adquirió una gran maestría, realizando arquitecturas o paisajes fingidos y ornamentaciones murales en el interior de las viviendas de la aristocracia y la burguesía. Dentro de la pintura de caballete, dedicó gran atención a las naturalezas muertas y las flores. A finales de 1874 se traslada la familia a Madrid, ciudad en la que ya residía su hermano José y allí, expone y vende sus obras en la Platería Martínez con una exposición permanente bajo la regencia de Pedro Bosch, que había protegido y ayudado a su hermano José, cediéndole uno de sus locales como estudio de pintura. En 1887 y 1890 se presenta a la exposición Nacional de Bellas Artes con el cuadro “Primavera” y “Avalancha de flores” bellas composiciones de un tema que dominaba con gran soltura y perfección, siendo altamente elogiado por la crítica en ambas ocasiones. Viaja a Italia y pasa una temporada en Roma, donde iniciará una nueva etapa en su pintura enfocada básicamente a temas locales, así como interiores de iglesias, conventos paisajes y temas cotidianos de la ciudad. De vuelta a Madrid, se presenta de nuevo a la Nacional de Bellas Artes en 1892 con un tema italiano “Interior de Asis”, obteniendo una tercera medalla. En 1894, se traslada a Bilbao y en 1896 participa en la Primera Exposición de Pintura y Escultura de San Sebastian que tiene lugar en el Palacio de Bellas Artes, obteniendo Mención Honorífica. En 1902, vuelve a Madrid y realiza varios encargos para la Infanta Isabel de Borbón en un Palacio de la Calle Quitana, donde va a residir el futuro Rey de España Alfonso XIII. Sigue alternando la pintura de caballete con los trabajos de pintura decorativa como los interiores de la Catedral de Toledo o la decoración de la Sala del Teatro de la Zarzuela. De 1926 a 1931, ocupa el cargo de conservador y restaurador del Museo de Arte Moderno de Madrid, época en la que realiza los trabajos de restauración artística del Palacio Real. La galería Garbi de Valencia, le dedica una amplia exposición póstuma titulada “Blas Benlliure 1852 – 1936- Flores y Frutos”. En el año 1929, la Asociación de la prensa Valenciana organiza una exposición en la Casa de la Prensa titulada “Homenaje a la Dinastía de los Benlliure donde se mostraron obras de todos los artistas de la familia, alcanzando gran repercusión en toda la prensa levantina. Su pintura evidencia una técnica precisa, de pincelada corta, gran habilidad en el manejo del color y la creación de equilibradas composiciones. Parte de su obra, es de difícil acceso por tratarse de decoraciones para residencias privadas, y su pintura de caballete, también en su mayoría, reside en colecciones particulares.

Teléfono para ofertas 93 680 28 20.
¡¡En los últimos 3 minutos cualquier puja
aumenta el tiempo de subasta en 3 minutos más!!

¿Preguntas más frecuentes?