Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, recordarlo y ofrecerle contenidos de interés. Al continuar navegando o pulsar el botón cerrar, entendemos que acepta nuestra política de cookies

Volver

detalle 1
detalle 2
detalle 3
detalle 4

TEÓFILO PUEBLA
Busto de dama
Firmado: y situado en Roma en el ángulo inferior izquierdo
Óleo sobre lienzo

55 x 30 cm | 70 x 44 cm (con marco)



TEÓFILO PUEBLA TOLIN – Melgar de Fernamental (Burgos) 1831 – Madrid 1901 – Inició sus estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, donde fue alumno de José de Madrazo; en 1858, tras concluir sus estudios, obtuvo una pensión para una estancia en Roma por su cuadro Cayo Graco y su familia. En la capital italiana formó parte del grupo de pintores españoles que se reunían en el Café Greco (Casado del Alisal, Eduardo Rosales, Vicente Palmaroli, Benet Mercadé, Mariano Fortuny). Pictóricamente, se contagió del clasicismo habitual entre los pensionados, en cuadros como Episodio de una bacanal (medalla de tercera clase en la Exposición de 1860), De regreso a España fue profesor de colorido y composición en la Escuela Provincial de Bellas Artes de Cádiz hasta que fue trasladado a la Superior de San Fernando de Madrid, donde ejerció también como profesor de dibujo. En 1855 ingresó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, de cuya sección de pintura llegaría a ser presidente; fue también director de la Escuela Especial de Dibujo, Pintura y Grabado. Estuvo en posesión de las encomiendas de Isabel la Católica y de Carlos III. En su obra destacan las grandes composiciones de temas históricos como El Primer Desembarco de Colón en el Nuevo Mundo (una representación del descubrimiento de América con la que logró una discutida medalla de primera clase en la Exposición de 1865), El compromiso de Caspe (1867), Las Hijas del Cid (1871) Asimismo, se dedicó a la pintura de temas literarios en Margarita y Mefistófeles o Dante y el Ave María, y a temas fantásticos de carácter romántico en La vuelta de las hadas al lago. Cultivó también la pintura de género (Un minué; La bailaora; Palco en la plaza de toros) y el retrato (O'Donnell, Alfonso XII, Recaredo, Agila); algunos de tales retratos formarían parte de la serie de los reyes de España encargada por el Ministerio de Fomento a varios pintores. Dióscoro Teófilo Puebla fue lo suficientemente conocido en su época como para formar parte de varios tribunales de oposición y de las comisiones que seleccionaron los cuadros para las Exposiciones Universales de Viena, Filadelfia y París. Sin embargo, pese a sus indudables y numerosos aciertos, la obra pictórica de Puebla no es tan apreciada actualmente como la de otros pintores del momento, como Francisco Pradilla, Mariano Fortuny o de su maestro José de Madrazo.

Teléfono para ofertas 93 680 28 20.
¡¡En los últimos 3 minutos cualquier puja
aumenta el tiempo de subasta en 3 minutos más!!

¿Preguntas más frecuentes?