Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, recordarlo y ofrecerle contenidos de interés. Al continuar navegando o pulsar el botón cerrar, entendemos que acepta nuestra política de cookies

Volver

detalle 1
detalle 2
detalle 3
detalle 4

Lote 6003

MARIANO ALONSO PÉREZ Y VILLAGROSA

MARIANO ALONSO PÉREZ Y VILLAGROSA
Un alto en el camino
Firmado: en el ángulo inferior derecho
Acuarela

50 x 60 cm | 56 x 67 cm (con marco)



ALONSO PÉREZ Y VILLAGROSA, Mariano - Zaragoza 1857 – Madrid 1930 – Compaginó sus estudios de ingeniería, con los de Bellas Artes en la Academia de San Luis de Zaragoza y en la de San Carlos de Valencia, perfeccionándolos en Madrid donde consta en 1875 en el registro de copistas del Museo del Prado. En 1880 pinta en Zaragoza un cuadro de grandes dimensiones (250 x 150 cm) que relata la defensa del barrio del Arrabal llevada a cabo por Jorge Ibor Casamayor "Tío Jorge" contra las tropas francesas y que sería expuesto al público en 1884 en el Casino de la Diputación de Zaragoza. Tras fracasar en su intento de obtener una pensión, en 1881 se desplaza a Roma por su propia iniciativa y sufragándose los gastos para proseguir su aprendizaje. En la ciudad eterna entabla amistad con el pintor Ramón Alorda y ejecuta cuadros significativos como El “ Paso del Viatico” , “Una mascarada” (1881), “Carnaval en Roma” (1881), “Dama sentada con Rueca” (1882), “Campesino Romano” que lo exhibe en la Exposición Hernandez de Madrid de 1883 y sobre todo “La Oración de los locos” que lo presenta en la Exposición de la Academia Española en Roma y en la Exposición de Munich. Éste último cuadro acabaría destruyéndolo pues se sintió contrariado al no obtener ninguna recompensa. Sus obras de este periodo, de un gusto un tanto estrafalario pero exquisito, conjugan la picaresca y un cierto caricaturismo. En la obra “El mayordomo” (1881) observamos la característica pintura de "casacones" que tanto furor tuvo en la época. En 1884 pinta tres Manolas para los álbumes del político Francisco Romero Robledo que se expusieron en el salón Bosch de Madrid y la obra “Cantaores Aragoneses” para el álbum en honor de la reina de España. En 1885 presenta varias acuarelas en la Exposición Hernández de Madrid, en 1888 varios cuadros en la sala Parés de Barcelona y en 1889 las obras tituladas “Una artista de circo” y “Una amazona vestida de blanco” en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En 1889 se instala a vivir en París donde expone en el Salón el cuadro Un momento de descanso. Frecuenta el estudio de Ernest Meissonier y entabla amistad con los pintores José Llaneces y María Luisa de la Riva. Su participación en las exposiciones parisinas es constante, incluso presenta el "cuadro viviente" L´arrivée de l´hôte en el teatro El Dorado de la capital. Concurre a los salones de 1894 con el cuadro “La louée des servantes”, en el de 1895 con los cuadros “Les droits du seigneur “(ambientado en el París de Luis XV. Su temática se encamina entonces a retratar figuras galantes femeninas y escenas de género amables y anecdóticas de la época de Luis XV que tienen lugar en arquitecturas del "Viejo París". Una considerable muestra de estos cuadros los expondría en 1901 en las Galerías de la calle Laffitte. A partir de 1910 se interesó por la pintura de tema social y en 1914, coincidiendo con el comienzo de la Primera Guerra Mundial, decidió volver a España para establecerse en Madrid, ciudad en la que falleció en 1930. Debemos recordar, que una de las facetas menos conocidas del pintor e ingeniero aragonés Mariano Alonso Pérez y Villagrasa fue la de ser el inventor y promotor del espectáculo "Autobolido" que juntó a la gallarda "Mauricia de Thiers" llevó a cabo en el famoso teatro des Folies Bergère de París en 1904.

Teléfono para ofertas 93 680 28 20.
¡¡En los últimos 3 minutos cualquier puja
aumenta el tiempo de subasta en 3 minutos más!!

¿Preguntas más frecuentes?