Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, recordarlo y ofrecerle contenidos de interés. Al continuar navegando o pulsar el botón cerrar, entendemos que acepta nuestra política de cookies

Volver

detalle 1
detalle 2
detalle 3
detalle 4

Lote 5846

DANIEL HERNANDEZ MORILLO

DANIEL HERNANDEZ MORILLO
"Galanteo"
Firmado: En el ángulo inferior izquierdo
Óleo sobre lienzo

40 x 60 cm | 57 x 74 cm (con marco)



HERNANDEZ MORILLO, Daniel – Salcabanba (Perú) 1856 – Lima 1932 – De padre español y madre peruana, su familia se traslada a Lima cuando a la sazón contaba con 4 años de edad. Fue precoz en su educación artística, empezando a los 14 años en el taller de Leonardo Barbieri. Siendo este italiano, un gran impulsor de las artes en Lima, organizó la primera “Exposición de Pintura Nacional” con una gran colectiva de arte peruano en 1861. Cuando Barbieri vuelve a su tierra Hernandez, asume las clases del taller a su cargo y alrededor de 1872 realiza la obra “La Muerte de Sócrates”, cuadro que se encuentra en el Banco Central de la Reserva de Perú y que le valió la obtención de una beca para Europa. Llega a Paris en 1873 y después de un tiempo de su estancia, su compatriota Ignacio Merino le aconseja trasladarse a Roma donde permaneció durante más de once años trabajando y aprendiendo con maestros españoles como Mariano Fortuny y Lorenzo Vallés. En 1883 vuelve a Paris, donde fue elegido Presidente de la Sociedad de Pintores Españoles residentes en la cuidad de Luz, donde conoce a varios artistas españoles con lo que, inicia una gran amistad con Francisco Pradilla Ortiz y José Villegas Cordero que en esa época, también residían en dicha ciudad Consigue aunque era muy difícil, ser miembro de la Sociedad de Artistas Franceses y expone en el Salón Anual de los Artistas Franceses durante siete años, obteniendo una triunfal acogida y alcanzando fama y fortuna. Concurre a las Exposiciones celebradas en Barcelona entre los 1891 y 1894 donde fue premiado en ambas. Asiste a la Exposición Internacional de Madrid de 1892 y allí presenta cuatro obras en las que merece la tercera Medalla por el retrato de la Señorita R.C. Daniel Hernández reside en la capital del arte que era Paris durante más de veinte años. Se especializó en la pintura de género, los retratos y los desnudos femeninos, siendo en el salón de 1899, donde fue premiado con la segunda medalla por su cuadro “La Perezosa”. En 1900 en la Exposición Universal de Paris le otorgan la Medalla de Oro por su cuadro “Amor Cruel”. También obtiene el Premio de Pintura en la Exposición Iberoamericana de Sevilla, con la obra “Francisco Pizarro”. En 1912 Viaja a Argentina y Uruguay para exponer sus trabajos, regresando posteriormente a Roma para una exposición en la que tuvo gran éxito volviendo a continuación a Paris y, en 1901 se le concede la Legión de Honor. Allí residirá hasta 1918. A Daniel Hernández se le considera un academicista, quizás porque pintó a la gran burguesía de su época resultando ser muy conservador, de pincelada rápida y enérgica que recuerda a los impresionistas que quizás conoció en su estancia parisina mostrando destreza en la pincelada, un maravilloso acierto en el colorido y en definitiva la calidad magistral de este gran artista peruano-español.

Teléfono para ofertas 93 680 28 20.
¡¡En los últimos 3 minutos cualquier puja
aumenta el tiempo de subasta en 3 minutos más!!

¿Preguntas más frecuentes?